19 nov. 2010

SOLEDADES



¿Dónde encontrarás la rama amiga que sea gente
Que se siente junto a la conciencia y al error
Como el misterio de un ángel?

Ayudas invisibles las que abrigamos adentro
Una moneda sin azares ideamos, un encuentro a veces…
Nuestro camino puede ser mejor con o sin él

Pero cuando el canto de un ave se nos aparece
El corazón musita al alba y calla ante el ave

De la rama de su simiente.  

YO TENÍA


Yo tengo una aldaba como se tiene un durazno
Pétalos ajenos que he de mirar porque me llaman

Yo tuve una canción, un poeta y una guitarra
Mientras las noches de cuarzo se deshacían en la mañana

Yo tengo, lo sabes, dos espejos de agua y un remanso…
Pero el alma es esquiva, se tapa y se me cierra la ventana.

26 oct. 2010

AL OTRO LADO DE LA CASA




Son las piernas de mi abuelo y el parqué
Donde me vuelvo honrado, bajo la mesa y en secreto.
El día es tan frío y la casa es la misma
La luz apagada y me voy, me voy, me voy inútil de un reloj.

Es la fibra en el escudo nacional de la bisabuela.
Es también una tarde donde regreso para no dormir.
Duérmete, duérmete camino que fuiste caminado.
Todo se extraña, lo que significa que ya no es mío.

La temperatura de mi madre en su cama
O cocinando, explicándome la vida y yo que le creo.
Diríjome y contemplo los recuerdos, por apartarme.
Sé que ahí se encuentra una raíz, pero no la flor.

Son las trece y cincuenta y cinco de siempre, siempre,
Siempre la cocina y el televisor.